FANDOM


Alerta icono ¡Alerta de Spoiler!
Esta página contiene información sobre la trama y su desarrollo. Si no has leído la novela visual, por favor no sigas leyendo este artículo. En caso contrario siéntete libre de leer y editar la información.
Alerta icono



PasadoEditar

Akane era una huérfana que vivía en la Casa Enishi, un orfanato fundado por Martel. Por el tiempo en que Kotarou la conoció, ella tenía aproximadamente 10 años, pero ella aún no aprendía a hablar. Akane ocasionalmente se escapaba del orfanato, dejando a Kotarou que la encontrara.

FGAK05c

Recuerdo de Kotarou cuando encuentra a Akane en el bosque.

En una de estas ocasiones, ella entró al bosque donde Gaia y Guardian estaban peleando. Asustada, ella escaló un árbol alto y cuando estuvo a poco de caerse, Kotarou la atrapó en el aire mientras estaba peleando contra un familiar. Kotarou trató de escapar con ella del bosque hasta que se encontró con la Clave, la cual él reconoció como enemiga e intentó atacarla, pero ella se defendió dejándolo casi muerto. Después, una joven druida encontró a Kotarou, mientras Akane, inconsciente, se encontraba a salvo.

Ella después fue llevada a Gaia a cargo de Sakura Kashima y llegó a ser quien recibió la transcripción de los recuerdos de las Santas.

Ruta de AkaneEditar

Después de lo del bosque, Kotarou comienza a buscar a las chicas del club, ya que ninguna se presentó a la escuela ni le contestaban sus mensajes, así que se consigue la dirección de todas, pero se encuentra con que ninguna se está en donde la dirección decía. El lugar que más le causó cuidado a Kotarou fue la dirección de Akane, ya que llegó a la Casa Enishi, pero ese lugar se encuentraba abandonado y deteriorado, así que decide partir investigando que lugar es ese. Kotarou empieza a revisar las cosas, encontrándose con muchos juguetes. También encuentra un álbum de fotos, así que deduce que es un orfanato. Entre los niños de las fotos se encontraba Akane, deduciendo que ella es una huérfana, toma la foto y se va. Kotarou comienza a preguntar a las personas que viven cerca sobre que sucedió en el orfanato y si saben algo de quien adoptó a Akane. Después de mucho preguntar se encuentra con una mujer, cuya hija era amiga de una de las chicas del orfanato, así que Kotarou se consigue su número de teléfono.

FGAK04

Akane rodeada de gente.

Al día siguiente, Kotarou llama a esta chica, pidiéndole datos sobre Akane y descubre que ella fue adoptada por Sakura Kashima, la líder de Martel. Kotarou comienza a investigar y llega a la central de Martel. Mientras examina el lugar ve a lo lejos a Akane rodeada de personas, las cuales son en su mayoría mujeres viejas. Él quiere hablarle, pero se abstiene, ya que sabe que ella no le responderá, así que vuelve a su casa.

Al otro día, después de clases, Kotarou se dio cuenta de que lo estaban siguiendo. Incluso en la noche, cuando estaba en su casa, vio a unos hombres de negro cerca de allí. Kotarou va a la casa de Kotori para ver si es que volvió, pero nadie le abre la puerta. Los hombres de negro lo atacan, huye a su casa y le envía un mensaje de texto a Akane diciéndole que el gobierno lo está persiguiendo. Inmediatamente Akane lo llama por teléfono y le dice que abra la ventana, por donde entra un ave que tiene atado un mensaje en su pata que dice “Donde los gitanos deambulan”, haciendo alusión a la sala del club. Kotarou se dirige inmediatamente hacia allá, encontrándose con Akane. Ella le explica que esos hombres fueron enviados por ella y que son en realidad policías, y lo atacaron ya que él estaba tratando de entrar a la casa de Kotori. Kotarou aprovecha de hacerle preguntas, pero ella no le responde. Akane sólo le dice que todas desaparecieron, ya que él las iba a llenar de preguntas, preguntas que ellas no podían responder. Kotarou se pone triste, ya que probablemente por su culpa el club dejó de existir y todas se fueron, incluyendo a Kotori. Kotarou le explica que él ha estado siendo seguido por alguien más aparte de los policías y que probablemente es por sus poderes. Él le muestra su poder de aurora y le explica sobre su poder de reescribir, así que Akane logra sacar una conclusión de por qué lo están siguiendo. Akane le ofrece a Kotarou estar cerca de él, pero el costo es que no volverá nunca más a su vida normal. Kotarou acepta.

Kotarou, en un sueño, comienza a recordar cuando Akane era pequeña y empezó a darse cuenta que sus recuerdos fueron borrados. Mientras tanto, Akane está hablando con Sakura sobre que Kotarou recuperó sus poderes y que ha estado ocultándolos, pero que no ha recuperado su memoria. Kotarou despierta y siente que Akane está hablando por teléfono, pero no le da importancia. Cuando Akane termina de hablar, ella va a verlo y le comienza a hablar. Kotarou siente que él se ha enamorado de Akane. Después, Akane le comienza a explicar que él es un superhumano, que es Guardian y que es Gaia. Al día siguiente, Akane le ofrece que él sea su guardaespaldas, así tendrá una excusa para que él esté cerca. También le dice que no debe usar su poder delante de ninguna persona. Akane le dice que él deberá dejar la escuela, pero a cambió podrá lograr que él se gradúe e investigará el paradero de las demás chicas. De esta manera Kotarou se une a Gaia.

Akane lleva a Kotarou al cuartel. Kotarou se dirige al baño y se encuentra con un hombre gigante con las orejas en forma de gyozas. Este hombre le comienza a hacer preguntas, y Kotarou le responde de forma estúpida, así que se comienza a molestar. Dentro de las respuestas, Kotarou menciona sus orejas deformes, lo que provocó que el hombre se enfureciera y lo comenzara a perseguir, así que Kotarou huye. Cuando va llegando donde Akane, ella reconoce al hombre como Takasago. Después de huir de él por 30 minutos, Akane lo detiene y regaña a Kotarou por causar problemas. Luego de eso, Akane lleva a presentarle algunas personas a una sala aparte. La única persona allí en ese momento era Tsukuno, a la cual Kotarou reconoció. Luego entra una niña a la sala llamada Shimako. Kotarou le dice a Akane que ella y Shimako tienen un gran parecido, así que le explica que ella es su guía y encargada de cuidarla, ya que también es una sirvienta de la Santa, aunque Tsukuno se ha encargado de la mayor parte de eso. Shimako, al igual que Akane cuando era pequeña, no sabe hablar, eso es lo que indirectamente Kotarou encontró parecido a ella (debido a que no lo recuerda). Tsukuno se lleva a Shimako, ya que se estaba quedando dormida, y después de eso entran tres hombres de apariencia intimidante a la sala. El líder de ellos, llamado Shuuichirou Suzaki, comienza a tener una discusión con Akane por contratar a un estudiante como Kotarou como su guardaespaldas, aunque su discusión se basaba mayormente en sarcasmos y acusaciones. Cuando terminan de discutir, Suzaki y Akane quedan en que probarán a Kotarou enfrentándolo a uno de sus hombres. Quedan en que el duelo será más tarde.

Llega la hora del enfrentamiento. No había lugar en Martel para luchar, así que deciden usar el gimnasio de la academia de Kazamatsuri. El hombre con el que se debe enfrentar Kotarou resulta ser Takasago. Después de una larga batalla, Kotarou logra vencerlo, pero él no se rinde e invoca a un familiar. Kotarou se enfrenta a este familiar y, con dificultad, logra vencerlo. Mientras Akane está ocupada con sus asuntos en Martel, Kotarou se queda en la sala del club junto a Shimako. A Shimako no parece agradarle Kotarou, así que lo golpea y huye de él. Kotarou la persigue por la escuela, pero los profesores lo detienen pensando que es pedófilo. Tsukuno llega a rescatarlo. Después de regañarlo, Akane le explica realmente de que tratan Gaia, su guerra con Guardian, los familiares e invocadores.

Akane vuelve a los cuarteles y Tsukuno le pide ayuda a Kotarou con cosas pesadas que debe llevar a la preparación del Harvest Festival. Allí muchas mujeres adultas comienzan a llenarlo de preguntas sobre Akane y Sakura, así que con sus comentarios va aprendiendo cosas nuevas de esta última, además de que aparentemente está enferma. Ya atardeciendo, Kotarou se encuentra con una chica misteriosa, pero luego desaparece de su vista.
FGAK07b

Akane enseñándole como hacer un contrato a Kotarou.

Kotarou trata de comunicarse con Akane y ella le responde que se junten en la cafetería de los cuarteles. Allí se encontraba Akane rodeada de mucha gente que la admiraba. Ella tenía una sonrisa en su rostro y parecía mucho más tímida, en contraste a la usual arrogancia y frialdad que muestra. Cuando por fin Akane se libera de sus fans, vuelven a la sala del club y Kotarou le cuenta sobre la chica que vio. Akane le explica que esa es la Clave y le pide que la capture para ella. Kotarou va en busca de ella por la ciudad, pero no la encuentra. Cuando vuelve a la sala del club, Akane le enseña a invocar y todo lo relacionado a ello.

Akane trae a una discípula llamada Tsuruhashi, quien se encargará de ayudar a Kotarou con sus necesidades tales como transporte o invocación de familiares. Kotarou le pide ir a su casa a buscar unas cosas. Cuando llega se encuentra con un pelo rubio en su habitación, revisa su computadora y se encuentra con que varios archivos fueron destruidos. Examinando su casa, se da cuenta que una de sus ventanas fue forcejeada desde afuera, así que sospecha que alguien quiere investigarlo.

Kotarou día a día comienza a buscar a la Clave sin éxito, pero un día, mientras se divertía en el festival usando su poder como sirviente de la santa, encuentra a la Clave, pero se le escapa. Cuando llega a la sala del club, Akane lo regaña por el mal uso de su beneficio como sirviente de la santa, así que se lo quita. Akane le dice que cenen juntos en la noche, ya que tiene algo importante que decirle y se retira. Luego llega Tsukuno preguntando por Shimako, ya que no la encuentra, y sospecha que está en la escuela, así que Kotarou decide ayudarla a buscarla. Kotarou la encuentra, pero Shimako lo golpea y huye. Kotarou la sigue persiguiendo, pero ella lo sigue golpeando cada vez que se acerca, hasta que él la atrapa, sin embargo, un profesor lo ve y lo detiene. Más tarde, Tsukuno llega a rescatarlo nuevamente. Cuando vuelven a la sala, Shimako comienza a jugar con unos juguetes-familiares y Kotarou comienza a jugar con ella, de a poco ganándose su confianza. Cuando terminan, Kotarou le acaricia la cabeza y ella se pone a llorar. Tsukuno le da un calmante para niños y se duerme. Allí Tsukuno le explica a Kotarou que Shimako no está acostumbrada a tratar con personas, ya que ha sido alejada de la sociedad y, así como ella, hay muchos otros niños en Gaia que tienen el mismo problema.

Ya entrada la noche, Akane no vuelve a la sala, así que Kotarou le envía un mensaje diciéndole que está hambriento. Akane le responde que vaya a la cafetería de los cuarteles. Kotarou llega a la cafetería y su cena está servida con un mensaje de Akane allí que decía que en media hora más llegaría. Kotarou espera hasta la media noche y ella no aparece, así que decide irse de allí. Mientras pasea por el cuartel, ve a un doctor y una enfermera subiéndose a un elevador, así que espera para ver a que piso van y luego se dirige hacia allá. Cuando se baja del elevador le llega un olor muy fuerte a medicinas y oye a unas personas hablando de alguien que está perdida. Kotarou se encuentra con una mujer anciana de apariencia demacrada, pero ella ni siquiera lo mira. Esta mujer resulta ser Sakura Kashima. Detrás de ella venían Akane y muchos doctores. Akane regaña a Kotarou por entrar a un lugar sin autorización y le pide a los médicos que lleven a Sakura a su habitación. Akane le explica que está sucediendo con Sakura y por qué está tan ocupada, al final y al cabo ella se convertirá en la siguiente santa. Kotarou le dice que descanse, pero ella lo ignora y se despide. Esa noche, Kotarou vuelve a tener un sueño de Akane cuando era pequeña. Kotarou va nuevamente a Martel a ver a Sakura y Akane, pero esta última estaba durmiendo, así que decide no despertarla. Cuando se retira, decide hacerlo probando sus poderes y se encuentra con Tsukuno. Ella le explica que ahora el grupo de Suzaki está más activo que nunca y están presionando a Sakura y Akane.

Kotarou vuelve a los cuarteles y se encuentra con Suzaki. Suzaki le habla indirectamente de sus planes una vez él tome el liderazgo de Martel, así que decide hablarle de algunas cosas a Kotarou, pero este último le dice que prefiere una cita formal, así que quedan de acuerdo para una reunión.

Los días pasan, Kotarou sigue buscando a la Clave sin éxito y Akane sigue ocupada cuidando de Sakura y lo relacionado al festival. Hasta que un día Kotarou se sumerge en el bosque y se encuentra con el cuerpo de un hombre joven, quien aparentemente fue atacado por un familiar, por lo que decide contarle a Akane y no seguir adelante en el bosque. Akane le dice que probablemente es un hombre de Guardian, ya que aparentemente Suzaki y Guardian ya están batallando en el bosque. También le cuenta que encontró información sobre Kotori, no de su paradero, pero sí información sobre su padre. También le habla sobre por qué Chihaya se mudó. Kotarou se pone triste y Akane lo consuela. Ambos se quedan dormidos en el sofá y de repente el celular de Akane comienza a sonar, Kotarou responde para que Akane no despierte. Suzaki era quien llamaba y le exige hablar con Akane, pero Kotarou no se la quiere pasar. Akane despierta y le quita el teléfono a Kotarou. Luego de hablar con Suzaki ella se retira.

Kotarou va en busca de la Clave y la encuentra, así que la sigue hasta el bosque. Allí llega un ave de Akane con el cual se puede comunicar con ella telepáticamente. Akane le dice que le envía un veneno que sirve de anestésico con los familiares para que lo use en la Clave y que le enviará algunos discípulos para que lo ayuden. Kotarou comienza a cazar a la Clave, pero ella se defiende. Finalmente, Kotarou logra inyectarle el veneno a la Clave. Ella ahora es visible para todos, ya que se encuentra inconsciente. Los discípulos comienzan a preparar un transporte para ella, pero Akane, a través de su ave, descubre que Suzaki se dio cuenta de lo que estaban planeando y que envió alrededor de 15 hombres para atacarlos. Akane decide que los discípulos deberán distraer a los hombres de Suzaki, mientras Kotarou huye con la Clave mientras lleva la cara tapa con una máscara. Akane le informa que cinco lobos están cerca de él. Kotarou comienza a reescribir su cuerpo para hacerse más fuerte y enfrentarse a los lobos. Mientras se enfrenta con ellos, él aprende a usar su poder de aurora, así que ya no pierde sangre cuando la usa. A medida que Kotarou iba avanzando más, comienza a sentir que lo están siguiendo, así que usa su habilidad para correr más velozmente. Cuando la usa, lo comienzan a atacar, así que deduce que es Guardian quien lo está persiguiendo ahora y están tratando de destruirlo a él y a la Clave. Kotarou trata de evitar los ataques, pero uno le llega y lo derriba. Kotarou cae al suelo con la Clave y un hombre alto llega donde se encuentra él. Este hombre resulta ser Imamiya e intenta asesinar a Kotarou, pero su brazo es cortado por algo y él huye del lugar. Kotarou pierde la consciencia. Cuando despierta, Akane envía otra ave para apurarlo y decirle que se vaya del lugar. Kotarou mira la mochila en donde llevaba a la Clave y ve que por un hoyo sale parte de sus listones, así que concluye que ella lo salvó. Kotarou sigue huyendo, pero cada vez se va quedando con menos energía, así que va cada vez más lentamente hasta que en un momento se encuentra con Takasago. Él lo comienza a interrogar y comienza a concluir que él es un traidor. Kotarou decide huir, pero Takasago le dispara, quedando herido. Él revisa su mochila y descubre que capturó a la Clave, así que Kotarou decide matarlo para poder huir. Kotarou sigue huyendo, pero se encuentra con tres hombres de Guardian persiguiéndolo. Cuando se enfrenta a uno de ellos, su aurora se transforma en un familiar devora-hombres, y se comienza a comer a uno de ellos, Kotarou lo de tiene, pero el hombre usa sus últimas fuerzas para acabar con Kotarou sin tener éxito. Kotarou se encuentra con Shimako y una de las aves de Akane.
FGMO02a

Dragón de Tierra.

Akane le decide por medio de su ave que Shimako se enfrentará a los otros dos superhumanos, ya que es de los mejores invocadores entre los discípulos. Kotarou con la ayuda de Shimako trata de huir, pero terminan siendo rodeados por muchos otros superhumanos. Cuando ya estaban a punto de ser acabados, un rayo cae desde el cielo y aparece Akane. Uno de los superhumanos se dirige a atacar a Akane, pero algo lo ataca desde atrás de un árbol y le atraviesa el pecho. Kotarou se da vuelta para ver qué es y se trata de un dragón de tierra. Este dragón comienza a acabar con todos los superhumanos. Durante la batalla una de las discípulas le dice a Akane que la Clave está comenzando a despertar y que el anestésico ya no le hace efecto. Mientras planean que hacer, un hacha de los superhumanos vuela hacia ellos. Ellos evitan el ataque, pero el hacha corta el pecho de la Clave. Al poco tiempo ella comienza a perder vida.

Akane se resigna ya con la Clave y ve que no hay más esperanzas para el planeta. Kotarou la trata de animar, dándole esperanzas que habrá otras formas de salvarlo. Akane lo acepta y le entrega la llave de su habitación. Más tarde, citan a Akane para algo importante y le informan que Sakura ha fallecido. Akane tiene que preparar su funeral, así que Kotarou trata de alejarse por un momento para no estorbarle, pero ella igualmente llega donde él. Kotarou la ve desanimada, así que le da sus condolencias. Akane le cuenta sobre su relación y sus sentimientos por Sakura. Después de mucha presión, Akane logra liberarse llorando en el pecho de Kotarou y luego ambos se quedan dormidos. A la mañana siguiente, Tsukuno se acerca, así que Akane despierta de un puñetazo a Kotarou para que se esconda o ella pensará lo peor de la situación. Tsukuno le informa a Akane que le tiene una noticia de ultra importancia, pero que es sumamente secreto, algo que sólo ella sabe. Akane le dice a Kotarou que salga de su escondite y Tsukuno los felicita por su relación, pero Akane no tardó en negarlo. Tsukuno le dice que ambas fueran a otro lugar a conversar, ya que Kotarou no debería escuchar lo que tiene que decir, pero Akane le dice que da igual si él escucha, entonces Tsukuno le informa que en el cuerpo de Sakura fue encontrado un veneno sobrenatural, así que ella en realidad fue asesinada. Tsukuno y Akane llegan a la conclusión de que el único que pudo haberlo hecho es Suzaki, ya que es el único que sale ganando de toda esta situación. Akane le felicita a Tsukuno por su trabajo y le pide que mantenga todo esto en secreto. Tsukuno le dice que debe decirle alguno más, pero, a pesar de que Akane le dijo que Kotarou podía escuchar, se lo susurra en la oreja. Akane reacciona mal a lo que Tsukuno le dijo y le dice a Kotarou que espere allí, ya que debe volver a los cuarteles.

Al día siguiente se lleva a cabo el funeral de Sakura. Después del funeral, se comenzó a discutir sobre el futuro de Martel, pero sólo los de mayores cargos, así que Kotarou tuvo que esperar en otra sala. Ya es medianoche y las personas comienzan a salir de la sala, con excepción de Suzaki y Akane, que se mantienen aún allí. Kotarou se acerca a la sala y abre un poco la puerta para oír que hablan. Suzaki le está diciendo a Akane que él sabe que la culpable de lo que ocurrió en el bosque fue ella y que comenzará una investigación, pero Akane no le da importancia. Suzaki le comienza a hablar sobre el futuro de Martel desde su punto de vista, el cual no comparte con Akane. Suzaki la comienza a culpar por la muerte de Akane, lo que provoca enojo en Kotarou, así que estaba por actuar, pero Akane interviene antes y le dice que ella sabe que él las ha traicionado en más de una ocasión. Ambos se ponen a discutir, pero Akane logra intimidarlo y lo deja hablando sólo.

Después de que el Harvest Festival terminara, Akane comienza a trabajar más duramente que antes, como si fuera otra persona. Akane se convierte en la nueva santa, liderando Gaia, y obtiene muchos seguidores. Suzaki y sus nombres se siguen interponiendo en su camino, pero ahora Akane obtiene muchos más aliados que la ayuden gracias al poder milagroso de la santa. Akane pasa mucho tiempo visitando hospitales y sanatorios, donde busca personas que estén prácticamente muriendo y no tengan esperanzas de vivir y utilice su poder en ellos para sanarlos. Debido a esto, Akane comienza a hacerse muy famosa, pero ella evita la prensa, aunque la gente habla igualmente de ella. Debido a que la mayoría de estas personas curadas, comienzan a unirse a Martel siguiendo a Akane, lo que muestra la parte religiosa tras la organización. Muchos comienzan a especular que le lavan el cerebro a esa gente y que Akane es un fraude. Akane también se encuentra con muchos acosadores tras ello, pero Kotarou se encarga de ellos como su guardaespaldas. Y así, un año completo termina pasando.

Kotarou llega a Kazamatsuri después de un largo tiempo y comienza a visitar los lugares que le traen nostalgia hasta que llega a la escuela. Allí se encuentra con Yoshino y él le comienza a preguntar sobre Kotori, pero Kotarou lo ignora y se va. Kotarou siente que alguien está detrás de él y le pregunta que quiere. Esa persona era Nishikujou y le pregunta si la recuerda. Nishikujou le comienza a hablar sobre la humanidad y como esta destruye la Tierra y el medioambiente. Kotarou comienza a sospechar que ella sabe que él forma parte de Gaia. Nishikujou le dice que, a pesar de todo, la humanidad tiene derecho a vivir. Ambos tienen un debate sobre el destino de la humanidad y la tierra. Kotarou sólo demuestra odio hacia la humanidad, así que Touka muestra su verdadera personalidad y lo acepta como un enemigo. Kotarou se da cuenta que ella forma parte de Guardian. Touka le dice que ella pronto tendrá que irse de Kazamatsuri, así que le dirá una última cosa y es que Akane destruirá el mundo. Luego de eso ella usa su poder para desaparecer velozmente. A Kotarou le queda dando vueltas lo que dijo sobre Akane.

Kotarou visita el salón de uso general de Kazamatsuri, un lugar que usualmente se usa para conciertos y otros usos musicales, pero ahora se está utilizando para lesiones de canto para personas elegidas por las discípulas. Akane siempre hace un tiempo en su agenda para visitar estas lesiones y se sienta a escucharlas. Kotarou le dice a Akane que la canción que están cantando es extraña y ella le responde que está basada en una monofonía ancestral. Ambos comienzan a hablar sobre la canción. A Kotarou no le gusta la canción, ya que la encuentra monótona y aburrida. Akane le pregunta que cosa se le viene a la mente con la canción. Kotarou le dice que se imagina a algún lugar con el viento soplado y a la vez siente que no es una canción humana. Akane le dice que está en lo correcto, ya que eso es lo que debe pensar un gaiano, además de que efectivamente esa canción no es humana. Kotarou le pregunta que entonces de que es la canción y Akane le responde que es la canción del planeta. Akane le explica que esa canción representa todos los desastres que ocurren en el planeta y que la canción tiene un origen de hace 6 mil millones de años. La canción fue descubierta por un invocador a través de familiares ancestrales y ellos de a poco han ido descifrando la canción que fue dejada por el planeta. Akane le encarga a Kotarou que él ahora se haga cargo de las lecciones y vea cuidadosamente que lo estén haciendo bien.

Una revista fue cancelada debido a que su productor estaba teniendo problemas financieros, pero de alguna manera lograron publicar una nueva edición. Esta revista fue puesta como máxima prioridad en las tiendas, a pesar de su baja popularidad, ya que de alguna manera igual obtendrían beneficios. Esta revista tenía un artículo que trataba sobre “Las actividades ocultas de Martel’’ y habla con argumentos prejuiciosos y emocionales. En un principio la historia parecía real, pero a medida que iba avanzando el artículo, se notaban cada vez más las mentiras fabricadas para engañar al lector. Habla sobre el supuesto fraude que es la santa y habla de que las personas supuestamente sanadas, en realidad eran actores, y tenía entrevista de uno de estos supuestos actores. La historia rápidamente se fue expandiendo, llegando incluso hasta la televisión, haciéndose masivo el repudio a Akane y a Martel.

La siguiente edición de la revista habla sobre Kotarou, tratándolo como el amante de la líder y hablando de su vida sexual. Shimako encuentra la revista y se la muestra a Akane, aunque no le da mucha importancia. Kotarou comienza a preguntarse cómo hacen Gaia y Guardian para mantener en secreto sus organizaciones en caso de que alguien las deje. Shimako entra a la habitación con un mazo de cartas, así que los tres se ponen a jugar, pero luego Tsukuno le avisa de que tiene una reunión. Kotarou le dice que él debe ir por ser su guardaespaldas, pero Akane le pone excusas para que no vaya.

Akane y Kotarou por fin tienen un poco de tiempo libre y visitan la sala del club. Kotarou le dice a Akane que está preocupado por como terminó Suzaki.

El grupo de Suzaki terminó siendo la minoría dentro de Martel y él anunció que se transferiría los cuarteles generales, vendiendo el edificio. Él compró unos nuevos cuarteles en los límites de la ciudad, pero no hay lugar allí para los discípulos. Obviamente ellos no están de acuerdo con esa decisión unilateral, pero tienen que aceptar que ya no es posible evitar que Gaia se separe en dos. Ahora, el antiguo edificio de Martel, es el nuevo cuartel para los discípulos. Kotarou le pregunta si está bien que tengan a Suzaki tan lejos de ellos y Akane le dice que él iba a causar problemas, aunque estuviera cerca. Ella le revela que Suzaki probablemente era el culpable de todos los escándalos de los medios, por eso es que ninguno revelaba nada sobre los familiares ni otras cosas secretas.

Un hombre le pregunta a Kotarou por una entrevista en la calle, él le dice que no responde entrevistas, entonces el reportero le dice si pueden hablar entonces de él y le pregunta si él es Kotarou Tennouji.

Kotarou vuelve a su departamento y le cuenta a Akane. Este hombre le había contado todo lo que sabía sobre él, pero no le preguntó mucho sobre Martel y al final de su conversación le entregó su tarjeta con su número de teléfono a Kotarou. Akane le dice que si quiere salirse de Gaia podría contactar con ese hombre, ya que ella sabe que Kotarou no comparte los ideales de Gaia. Kotarou le dice que eso no le detendrá de hacer lo que sea por lo que es más importante para él (Akane), ella le dice que así está sintiendo como si lo estuviera utilizando y él le dice que porque la ama le hace feliz ayudarla.

Unos días después, cuando los rumores estaban desapareciendo, las relaciones entre Martel y el gobierno municipal fueron expuestas por un diario local y seguían hablando cosas malas de la organización. Debido a esto, un grupo grande mayoritariamente de mujeres de mediana edad se puso a protestar fuera de los cuarteles, gritando sobre violaciones a los derechos humanos y pedían que Martel se desintegrara. Así siguen las cosas por mucho tiempo y Tsukuno investiga de dónde venían todas las fuentes de información, quien Suzaki era el más probable para financiar todas las fuentes de información. Akane parecía más alegre de lo normal al ver las protestas, lo que le extraña a Kotarou. Akane también le cuenta la razón de por qué Suzaki y Sakura terminaron su relación amorosa, la cual era que el primero le comenzó a temer a su amante debido a su gran poder y sus extremos ideales con Gaia, así que terminó huyendo de ella. Kotarou piensa si Akane terminará de la misma manera que Sakura, así que él no piensa huir y ayudarla hasta el final.

El Harvest Festival llega nuevamente, el cual es organizado principalmente por Martel. Se estaba pensando en cancelarlo debido a los últimos sucesos, pero debido a que es un evento muy grande debía mantenerse. Mientras Tsukuno está contactándose con gente para el festival, Kotarou la interrumpe y le dice que vea algo que encontró: en la página web de Martel, Suzaki está pidiendo disculpas públicas por Martel y culpando al grupo de las discípulas por todos los supuestos lavados de dinero y corrupción. Akane dice que el festival está a cargo de Suzaki, así que debido a esta disculpa podrán hacerlo normalmente. Tsukuno le dice a Akane que ahora lo tendrán fácil y ambas sonríen.

Con el tiempo las protestan comienzan a disminuir y la gente comienza a perder interés en Martel. Igualmente, otros miembros de la organización comienzan a solicitar su renuncia, las cuales Akane acepta. Chicas que formaban parte de las discípulas comenzaron a ser arrestadas por la policía, claramente con acusaciones infundadas, ya que no cometían ningún delito en realidad, así que claramente había alguien detrás de eso.

Los días pasan y Akane está cada vez más calmada, preocupándose sólo de las lesiones de coro. A Kotarou le extraña eso, ya que la situación en Martel está cada vez peor, por lo que él comienza con problemas de insomnio y fatiga. Kotarou sale a dar una vuelta por los cuarteles una de las noches en que no podía dormir y una voz muy parecida a la de Akane le comienza a hablar desde su interior. La voz le comienza a decir que lo que Akane realmente quiere es acabar con todo y que ella es mala, así que trata de convencer a Kotarou que se le una a su bando, pero él no acepta y la voz desaparece.

FGAK08b

Akane y Kotarou en la azotea.

Akane lleva a Kotarou a la azotea de la escuela y le comienza a contar una historia, el cual es el origen de las santas y por todo lo que han sufrido debido a la humanidad. Akane le dice que el poder que poseen las santas se llama transcripción, el cual es heredado a la persona más cercana que no tienen consciencia de ellos mismos y que su poder hace un trabajo en las células cerebrales. Kotarou se sorprende y le pregunta si su poder consiste en hacer contratos con esas células y transformarlas en familiares. Akane le dice que está en lo correcto y es por eso que las sirvientas deben estar lo más cerca posible de las santas, para así ser lo más similares posibles. Akane le cuenta que cuando ella estaba en el orfanato era una chica vacía y que luego de que Sakura la adoptó, ella comenzó a ganar consciencia de sí misma y así es como se comenzó a apegar a ella, pero sintió que amarla es lo mismo que el narcisismo, por lo que le comenzó a disgustar la idea. Lo que hacen las santas al sanar a otras personas es hacer una transcripción incompleta, ya que sólo sanan sus células, pero no le heredan sus recuerdos. Una vez que la santa muere, el poder es heredado a la persona más cerca, quien en este caso fue a Akane. Akane le pregunta a Kotarou si ella ha cambiado y él le dice que no. Ella le cuenta que antes Sakura era una mujer muy agradable, pero que en sus últimos años se dio cuenta que le quedaba poco tiempo y dedicó todo para cumplir su meta, lo que ahora se encuentra dentro de Akane. Kotarou le dice que no la abandonará y la ayudará en todo, pero ella le dice que ella ya está insana.

Tsukuno llama a Kotarou preguntándole si ha visto a Shimako, pero le dice que no, así que él saldrá a buscarla. Kotarou la busca en la escuela, pero no la encuentra, así que llama a Tsukuno a avisarle. Ella no contesta el teléfono, así que le deja un mensaje de voz. Kotarou va a recorrer los cuarteles y se encuentra con una empleada. Ella le pregunta si ha visto a Akane y él le dice que no la ve desde la mañana, así que trata llamándola por teléfono, pero tampoco responde. Kotarou se da cuenta que tampoco ha visto a ninguna discípula desde temprano, así que comienza a buscar por todo el cuartel, pero no se encuentra con ninguna. Los demás empleados se comienzan a preocupar que les haya pasado algo, así que comienzan a buscar en todos lados e incluso van a revisar a sus habitaciones, pero no los encuentran. Los mayores miembros de las discípulas se encuentran desaparecidas. Los empleados comienzan a preocuparse, ya que aproximadamente 120 mujeres se encuentran desaparecidas, además de que la policía podría llegar al cuartel en cualquier momento debido al problema con las chicas arrestadas. Kotarou les dice que él estará a cargo, ya que es el con mayor rango después de Akane.

Cuando Kotarou vuelve a su habitación, comienza a oír una canción extraña desde algún lugar desconocido del exterior, como si estuviera en el aire. Kotarou reconoce la canción como la que estuvieron practicando en las clases de coro. Kotarou cree que del único lugar que pueden estar cantando la canción es desde la azotea, pero al llegar allí (usando su superpoder) no se encontraba nadie y se da cuenta que la puerta de la azotea estaba bloqueada con cemento. La canción la podía escuchar mejor desde allí como si estuvieran cantando al lado de él, aunque no hubiera nadie a su alrededor. Kotarou comienza a enojarse con Akane y le comienza a gritar, diciéndole que la va a encontrar y la va a traer de vuelta.

Kotarou vuelve a su departamento y revisa las cosas de Akane. Allí se encuentra con su cuaderno, en el cual ella constantemente escribía. Akane le dejó un mensaje disculpándose, despidiéndose, diciéndole que la salvación se acerca y le deja una llave. Uno de los empleados interrumpe a Kotarou y le dice que Suzaki quiere hablar con Akane. Kotarou le responde el llamado y le dice que Akane ya no se encuentra allí. Suzaki le comienza a hablar sobre las intenciones de Akane, sobre las Clave y sobre sus propios ideales, los cuales consisten en transformar Martel en una industria de familiares, los cuales ayudarían a mejorar la calidad de vida de los humanos y a la vez a usar menos recursos naturales para salvar a la Tierra. Kotarou cree que sus ideales son bastantes buenos y no entiende como Sakura y Akane no los comparten. Suzaki le dice que sus seguidores han estado escuchando una canción y le pregunta si sabe que es. Kotarou le dice que es el himno de la Tierra, la cual simboliza cambios en el planeta, impidiendo desastres naturales y cosas así. Suzaki le dice que esa canción traerá la destrucción. Kotarou le dice que la Clave está muerta, así que eso no debería suceder. Suzaki le responde que eso mismo pensaba él, pero el cuerpo de la Clave se lo dejaron Akane y las discípulas. Kotarou se sorprende, ya que Akane no le dijo nunca nada, y Suzaki le dice que la Clave está probablemente viva, en un estado de coma. Suzaki le pregunta a Kotarou si sabe dónde está Akane para detenerla y él le dice que no, así que Suzaki le dice que probablemente se encuentra en el Espacio Duplicado, la cual es una ciudad idéntica a Kazamatsuri en una dimensión paralela, y le pide que trate de llevar a la mayor cantidad de personas a esa ciudad para que se salven de la salvación. Suzaki le dice que hay un único problema, que las discípulas destruyeron todos los portales a esa ciudad. Kotarou recuerda que Akane le dejó una llave y le dice a Suzaki que probablemente esa llave abre algún lugar que tenga algún portal. Kotarou comienza a buscar en el cuaderno de Akane para ver donde se encuentra la puerta que abre esa llave. La puerta se encontraba en una estación que no fue finalizada y había un árbol gigante creciendo en la construcción. Kotarou abre la puerta y sólo ve oscuridad. Comienza a avanzar y llega al otro lado, el cual era una ciudad idéntica a Kazamatsuri, pero sin sol. Kotarou vuelve a habilitar los otros portales y le avisa a Suzaki para que se haga cargo. Suzaki les informa a sus empleados que un desastre natural se acerca y los comienza a organizar para evacuar a la gente de la ciudad.

Kotarou ve el noticiero mientras está pensando en que hacer y comentan que personas al otro lado del mundo y en lugares alejados de la civilización están oyendo los cantos desde el cielo. Kotarou le quita atención a la televisión y escucha un grito de la reportera. Un helicóptero fue derribado y cayó cerca de los cuarteles. Quien lo atacó fue un dragón de hoja. Suzaki lo llama inmediatamente para decirle que él ni sus hombres fueron quienes hicieron eso. Ambos llegan a la conclusión de que el dragón derribó el helicóptero para que no viera algo que tenían oculto en la azotea de los cuarteles.

Al día siguiente, mientras tienen una reunión Kotarou y los demás empleados, ocurre un terremoto y abren las ventanas para tomar aire después de eso. La canción de la salvación comienza a oírse, incluso para personas normales, e increíblemente plantas y árboles comienzan a crecer y multiplicarse.

Kotarou comienza a buscar a Shimako, pero no la encuentra en ningún lado, incluso cree que está muerta. Cuando vuelve a los cuarteles, ve que en los noticieros sólo hablan de desastres naturales y terremotos que están ocurriendo en todo el mundo. Kotarou ve como el mundo se está destruyendo y comienza a odiar a Akane en su interior por lo que está haciendo. Ahora los desastres llegaron a Japón e informan que el monte Fuji hizo erupción. Los empleados de Martel comienzan inmediatamente con la evacuación, ya que los desastres podrían ocurrir en cualquier momento en Kazamatsuri.

Ya es de noche y los cuarteles están vacíos. Kotarou recibe una llamada de un empleado diciéndole que el portal al que él fue a buscar estaba cerrado y no lo puedes desbloquear. Kotarou recuerda que haber leído sobre un árbol-máquina para controlarlos en el cuaderno de Akane y le dice él intentará solucionarlo. Él se dirige al lugar que dice, el cual estaba en la escuela y vio ese lugar en una de las expediciones del club. Este árbol es un familiar que no necesita de invocadores, ya que está inmóvil y controla los portales, pero se encuentra roto, es por eso que no están funcionando. Kotarou se comienza a llenar de odio hacia Akane y desesperación, ya que no sabe como arreglarlo. De pronto, Shimako aparece detrás de él y toma una rama que estaba cortada del árbol, reincorporándosela. El árbol se regenera, Kotarou pasa la tarjeta por la máquina y comienza a funcionar, logrando abrir los portales. Kotarou felicita a Shimako y ella le sonríe, pero de repente escuchan un golpe grande. Kotarou cree que alguien entró allí, pero es imposible que haya sido la policía o Guardian, ya que no conocen la instalación, así que va a ver. Kotarou se encuentra con un superhumano, lucha con él y lo mata. Luego se encuentra con otros, él acabando con todos. Cuando cree que ya no quedan más, siente una presencia acercándose a la sala de control, donde Shimako se encuentra indefensa. Kotarou se pregunta que como Guardian descubrió todo sin saber nada de esto y cuando llega, se encuentra con Takasago. Kotarou se sorprende, ya que él debería estar muero por la herida mortal que le dejó. Takasago claramente tenía malas intenciones y su principal objetivo era el árbol que abre los portales. Takasago le dice que le deje ese lugar a su cuidado y que él vaya a buscar a Akane. Kotarou le dice que no confía en él y Takasago lo ataca inmediatamente, pero Kotarou lo evita. Takasago deja el muro que golpeó destruido, algo imposible para un humano y más al resultar ileso. Ambos comienzan a pelear. Kotarou cada vez que golpeaba a Takasago, este último resultaba ileso. Finalmente, Takasago invoca cinco familiares para atacar a Kotarou y aprovecha de huir. Kotarou los derrota y va a la sala de control. Shimako se encuentra bien y Kotarou se la lleva a uno de los portales.

Suzaki se comunica por teléfono con Kotarou y le dice que ha enviado familiares en toda la ciudad para detener a Guardian, luego de eso se despide de Kotarou y ésta es la última vez que ambos hablan. Kotarou también se despide de los demás empleados y de Shimako, esta última poniéndose a llorar.

Kotarou vuelve a la ciudad a ayudar con la evacuación y se encuentra con que Kazamatsuri se encuentra en ruinas e invadida por la vegetación. Mientras mira las calles de la ciudad en busca de gente, se encuentra con una tienda con una televisión que aún funciona. En el noticiero dicen que en todo el mundo ha habido cientos de terremotos, tsunamis, tornados y erupciones de volcanes, con lugares en los que incluso hay decenas de miles de muertos, y el noticiero comienza a hablar de la evacuación en Kazamatsuri. En vista de que se le está advirtiendo a la gente, Kotarou sigue en búsqueda de más gente en los edificios. El cielo comienza a ponerse de color violeta con luces azules y rojas, lo que provoca aún más pánico en la gente.

La gente deja de seguir las instrucciones de la evacuación y comienzan a volver a sus hogares o a dispersarse en la ciudad. Kotarou ve que hay gente huyendo aterrada en dirección contraria a la ruta de evacuación, así que va a investigar y se encuentra con un punk. Kotarou lo golpea y le dice que porqué le está haciendo daño a la gente y el chico le dice que él no está haciendo nada, que también estaba huyendo y le dice que están huyendo de un monstruo que se comió a un niño. Kotarou va hacia ese lugar, se encuentra con muchos cadáveres y además los túneles a Martel están destruidos. Kotarou comienza a reescribir y perfeccionar sus sentidos para encontrar al culpable y siente una respiración agitada, se acerca y se encuentra con un hombre que había muerto hace pocos segundos. De él, sale una araña grande, Kotarou salta hacia atrás y la araña explota, cubriendo el área con fuego y rocas. Kotarou se da cuenta que fue una trampa y cree que fue Guardian. Él sigue en búsqueda de sobrevivientes, pero sólo encuentra más y más cadáveres.

Múltiples ataques a las vías de evacuación fueron reportados, con muchas personas siendo asesinadas. Kotarou no sabe qué hacer, ya que si abandona el portal en el que está a cargo podría ser atacado. Kotarou logra conectarse con un familiar y logra ver dónde va a ocurrir algo. Él intenta llegar hacia allá, pero la vegetación se lo impide. Kotarou usa su aurora para cortar los árboles, pero son más duros de lo normal y una vez que los corta, vuelven a crecer.

Después de un gran esfuerzo, Kotarou llega a aquel lugar y se encuentra con un grupo de refugiados. Aparentemente todos se encuentran bien y le pregunta a uno de los empleados a cargo si ha pasado algo extraño, contándole sobre los atentados. El empleado le dice que no ha pasado nada y Kotarou sube a un edificio a esperar. Mientras esperaba, un ave dorada llega hacia él, indicando que ese sería el siguiente lugar en ser atacado, así que Kotarou espera con calma.

Luego de un rato, Kotarou recibe otra visión y la gente comienza a gritar que apareció un monstruo. Uno de los empleados los trata de calmar, pero su cabeza es cortada, volando por los aires. Quien lo atacó fue un can. La gente comienza a gritar y a huir, pero una niña se cae y queda atónita por los monstruos. El can se dirige a atacarla, pero Kotarou la defiende y destruye al familiar. Inmediatamente, dos canes más son invocados. Kotarou sigue luchando y más familiares siguen apareciendo. Luego de un tiempo, Kotarou ve a un hombre que no reconoce del lugar y le pregunta que donde viene. El hombre sólo le dice que está huyendo de unos monstruos, así que Kotarou deduce que otros lugares están siendo atacados a la vez. Después de eso, un terremoto gigante ocurre, siendo el más fuerte hasta ese momento en Kazamatsuri.

Kotarou sigue tratando de evacuar a la gente, aunque ya muchos se rindieron o no estaban haciendo caso. Mientras Kotarou seguía buscando más gente en la ciudad, escucha una voz pidiendo ayuda en un edificio derrumbado. Kotarou logra quitar los escombros y se encuentra con Yoshino y un niño. Yoshino tiene un trozo de metal atravesado, pero Kotarou sólo corta el metal, ya que si lo sacaba iba a provocar una hemorragia. Kotarou le pregunta si él niño, quien en ese momento ya había huido, era su hermano menor, pero él le responde que sólo era un niño desconocido que estaba llorando en aquel edificio antes de derrumbarse y él había entrado a salvarlo. Mientras están hablando, una multitud viene huyendo en pánico desde una de las rutas de refugiados. Kotarou deja a Yoshino dentro de un edificio y se dirige a destruir a los monstruos, pero se encuentra con que el culpable de todos los atentados es Takasago. Ambos comienzan a luchar y, durante la pelea, Takasago se comienza a inyectar sustancias en el cuerpo e invoca a uno de sus canes más fuertes. Kotarou logra derrotarlo, pero Takasago comienza a provocarlo y a reírse de él y de toda la gente que ha matado. Takasago sigue inyectándose más drogas para hacerse más fuerte y cada vez parece más trastornado. Luego, Takasago le revela que él sobrevivió al ataque de Kotarou en el bosque, ya que convirtió sus partes del cuerpo muertas en familiares y además él fue quien asesinó a Sakura. Takasago sigue provocando a Kotarou y después se dirige a otro a lugar buscando personas para asesinarlas, encontrándose con un grupo, en el cual se encontraba la profesora de Kotarou. Kotarou le advierte que huyan, pero sólo consiguió que Takasago la eligiera como primera víctima a ella para hacer sufrir a Kotarou. Kotarou intenta defenderlos, pero Takasago logra mantenerlo lejos. Él toma de la cabeza a la profesora y comienza a aplastarla, pero un grupo de oficiales aparece y comienzan a disparar, hiriendo el brazo de Takasago. Los policías intentan detenerlo, pero él destruyó a todos en cosa de segundos. Takasago vuelve a dirigirse hacia la profesora, pero esta vez Kotarou interviene y logra hacerlo caer. Kotarou le comienza a golpear muchas veces la cara sin matarlo, para hacerlo sufrir más, y Yoshino aparece entregándole una manopla para que lo golpee más fuerte. Kotarou le destruye la cara, pero inmediatamente Takasago lo saca del camino y se levanta. En vista de que él no podía con Kotarou, se dirige a destruir a su profesora, pero en medio del ataque, su brazo se paraliza y deja de moverse. Takasago llegó a su límite y comienza a inyectarse más y más jeringas, incluso se las comienza a comer para hacerse más fuerte, pero eso sólo acabó en su muerte. Todos comienzan a felicitar a Kotarou y llamarlo un héroe, pero a él no le agradaban esas palabras, ya que en primer lugar él fue uno de los principales culpables de lo que está ocurriendo en el mundo.

La evacuación continúa normalmente, pero ahora más tranquilamente, aunque la vegetación cada vez avanza más y los cadáveres se comienzan a descomponer más rápido, produciendo a la vez gases tóxicos. Unos helicópteros, aparentemente de Guardian, comienzan a volar cerca de los cuarteles de Martel, pero nuevamente el dragón de hoja los derriba. Kotarou cree que el dragón está defendiendo algo en el cielo y descubre una nube que está más baja que las demás y es distinta. Él sube hasta lo más alto del cuartel, pero no encuentra nada.

Dos días después, la evacuación ha terminado y sólo quedan Kotarou y unos empleados en Kazamatsuri, la cual ya está casi en su totalidad cubierta por vegetación. Kotarou aún no quiere evacuar, ya que no ha encontrado a Akane, pero los empleados tratan de convencerlo, y al final con mucho dolor termina aceptando que no volverá a ver a Akane y cruza el portal. Al llegar al otro lado, Kotarou se encuentra con todos los refugiados, a quienes se les está entregando comida y se les está pidiendo registrarse para comenzar a entregarles casas. Kotarou comienza a visitar todos los lugares que le causan nostalgia y llega hasta los cuarteles. Allí ve que se encuentra el otro lado del árbol que mantiene abierto o cerrado los portales y ve que crece cerca de 800 metros. Arriba del árbol ve unas construcciones por lo que deduce que Akane se encuentra allá. Kotarou ve que el cuartel general se encuentra protegido por otros invocadores, por lo que evita pelear con ellos y decide entrar por uno de los túneles, pero igualmente se encuentra con un invocador. Kotarou le dice que olvidó algo dentro y luego comienza a usar su velocidad para perderlo de vista. Kotarou encuentra el árbol dentro de Martel y comienza a subirlo fácilmente, ya que el camino estaba construido como espiral alrededor de él.
FGAK09a

Akane en la cima del árbol.

Él logra llegar a la cima, pero no logra creer lo que ve y escucha. Se encuentra en una plataforma sobre el árbol en el mundo real y allí, un grupo de mujeres cantando la canción de la salvación. De repente, Kotarou escucha la voz de Akane diciéndole «Así que finalmente viniste». Kotarou se sorprende al verla luego de tanto tiempo y trata de resistirse de correr hacia ella. Ambos comienzan a hablar en la distancia sobre la situación y Akane no parece querer detenerse. Kotarou le pregunta si la Clave está viva y Akane le dice que ella ahora es el árbol que se encuentra en el centro de la plataforma. Ambos siguen discutiendo por la salvación. Kotarou trata de hacerla entrar en razón y convencerla de que eso no es lo que ella realmente quiere, pero Akane sigue sin escuchar. Kotarou trata de decirle algo a Akane, pero ella lo interrumpe y le dice que ella quería que él viviera el resto de su vida en paz y así ella podría desaparecer tranquilamente, y le pregunta por qué llegó allí en ese momento. Kotarou le dijo que porque él quería hacerla pagar por todo lo que ha hecho y ella le responde que tiene todo el derecho de querer matarla. Kotarou le dice que él no tomará la venganza matándola a ella, sino que a la Clave. Akane inmediatamente cambia de expresión, chasquea sus dedos y todas las discípulas se levantan, invocando a un dragón de tierra. Akane le dice que él es la única persona que él quería, pero ahora tendrá que odiarlo antes de desaparecer. Kotarou se harta de escucharla y le dice que se calle, que ella fue la única que lo abandonó y que por eso él debería ser quien la odie. Akane comienza a vacilar y Kotarou le dice que él la obligará a vivir de la manera que ella más odia como castigo, la hará vivir como la Akane Senri que conocía. Kotarou se comienza a reescribir y ataca al dragón, haciéndolo caer. Luego lo evita, se dirige hacia la Clave y la destruye. Él logró destruir a la Clave, pero no al dragón, y, como se quedó sin energías, se rinde, cierra los ojos y espera a que el dragón lo despedace. Kotarou abre los ojos y ve que el dragón se convirtió en cenizas. Mira a su alrededor y ve a todas las discípulas en el suelo. Kotarou corre inmediatamente hacia Tsukuno, quien les da unas últimas palabras antes de morir. Luego se dirige a ver a Tsuruhashi, pero ella ya se encontraba muerta, al igual que todas las otras discípulas. Todas ellas murieron al entregarle toda su energía vital al dragón de tierra. Kotarou se siente frustrado, ya que ganó la batalla, pero no logró lo que él quería, que era mantenerlas vivas a todas como castigo.
FGAK10a

Kotarou confortando a Akane.

Akane, desanimada, le dice que él ganó y que ahora se vaya y la deje sola. Kotarou se niega, le dice que se la llevará al nuevo mundo y la obligará a confesar su pecado. Akane muestra miedo, ya que cree que la torturarán y luego la matarán. Kotarou le dice que él no lo permitirá, pero igual mente se la llevará y será su manera de hacerla pagar por sus pecados. Akane le dice que ella ya no está permitida a vivir con más humanos, ya que ha matado a billones a largo de muchas generaciones y que ella no sabe hacer nada para subsistir, pero Kotarou la detiene con un beso. Él la abraza y le dice que está siempre con ella, y que juntos se van a disculpar.

Ambos vuelven al refugio y viven tranquilamente al principio. En el nuevo mundo se decidió por un nuevo gobierno democrático y deben hacer todo como en la antigüedad, ya que no tienen gas ni electricidad ni sistemas de agua, pero el espacio cerrado tiene un sistema que se auto-mantiene, proporcionándoles oxígeno, agua y comida. Las personas comenzaron a dividirse trabajos para hacer funcionar la ciudad y de a poco se van acostumbrando a la nueva vida que tienen.

Después de lo sucedido, Akane no volvió a hablar nunca más y pasa la mayor parte del día sentada en una silla mirando la nada. De a poco Akane comienza a decir palabras. Kotarou la invita a dar un paseo, pero ella les teme a las personas por la reacción que podrían tener, así que Kotarou la saca a pasear de noche. Akane le habla sobre como en ese nuevo mundo no hay estrellas y Kotarou se da cuenta que Akane muestra lamento y arrepentimiento por lo que hizo.

Una mañana, cuando Kotarou va a trabajar se encuentra con Yoshino, quien se dirige a la escuela. Yoshino le cuenta que su antigua profesora se retiró de su profesión para cuidar niños huérfanos en el nuevo mundo. Él también le cuenta que los invocadores han logrado crear un cactus que tiene sabor a carne de vacuno. Yoshino le pregunta por Akane y Kotarou le cuenta que cada vez está más débil, ya que se alimenta mal. Yoshino los invita a su casa, pero Kotarou rechaza la invitación debido a que Akane tiene muy baja energía para moverse.

Desde que llegaron a ese mundo, Kotarou ha estado buscando a Shimako, pero no la encuentra. Ella no se encuentra en la lista de refugiados, pero Kotarou cree que se deba a que ella es muda, así que le asignaron un nuevo nombre. Él prefiere creer que ella está bien y deja de buscarla.

Mientras tanto, Akane sigue inestable mentalmente y Kotarou la sigue apoyando. Él le pregunta si debe confesar todo, ya que cree que esto la ayudará a superarlo, pero Akane se asusta y le dice que le da miedo tomar responsabilidad por acabar con el mundo.

Kotarou menciona que él perdió todos sus poderes superhumanos al llegar al nuevo mundo, por lo que su fuerza es la de un humano normal.

Un día, un detective fue a la casa de Kotarou. Él reconoció al detective como uno de los policías que ayudó en la evacuación. El detective le dice que él ahora forma parte del escuadrón de policía de Kazamatsuri y le dice que debe hablar algo con él. Kotarou le dice que vayan a otro lugar a hablar, ya que no quiere que Akane oiga nada. El detective lleva a Kotarou a una cafetería y le comienza a decir el resultado de su investigación. En el antiguo mundo, la policía estuvo investigando a Martel, pero se enteraron de que personas con superpoderes podrían estar involucrados, y prefirieron detener toda investigación relacionado a eventos sobrenaturales. Él le dice que toda su investigación llega a la conclusión de que la culpable de la destrucción del mundo es Akane. Kotarou sólo suelta una pequeña risa y le pregunta que sucederá con Akane y si la van a ejecutar. El detective le dice que eso es lo que lo gente querrá, pero él está en contra de la pena de muerte, así que le da una solución a Kotarou. Se supone que la culpable es Akane Senri (千里 朱音 Senri Akane), pero Kotarou en los registros la inscribió como Akane Tennouji (天王寺 赤音 Ten'nōji Akane), además de que le echarían la culpa a alguien que murió en el otro mundo, como Sakura o Suzaki, pero Kotarou no quiere echarle los pecados de Akane a ellos.

Kotarou le comenta a Akane la idea de irse de la ciudad y vivir en el bosque. Akane se niega y le pide a Kotarou si la puede matar. Kotarou se niega y le pide que no lo vuelva a decir nunca más. Akane se disculpa y se queda dormida.

Un día, Kotarou se encuentra con Ansai, quien es nuevamente el editor de Terra Magazine. Ambos van a hablar a una cafetería. Ansai le pide una entrevista a Kotarou para que hable de sus actos heroicos, pero Kotarou le dice que lo va a pensar.

Kotarou saca a pasear nuevamente de noche a Akane. Estrellas fueron agregadas en el cielo por los invocadores. Inesperadamente, Akane le habla animosamente a Kotarou y le pide que vayan por otro camino en el bosque. Akane le dice que desde ahora quiere dormir en el bosque y morir allí. Kotarou le dice que él no quiere que ella lo abandone nuevamente como lo hizo antes, pero ella insiste en que no quiere ser una carga para él. Kotarou se da cuenta que él ya no tiene el poder para salvarla, por lo que necesita ayuda de otra persona.

Kotarou se contacta con el detective y le dice que acepta su plan. Más tarde, Kotarou se comunica con Ansai y le dice que escriba un artículo sobre él. En poco tiempo, todos en Kazamatsuri se enteraron del acto heroico de Kotarou al detener a Takasago y él se volvió toda una celebridad, asistiendo a muchos eventos y recibiendo entrevistas. Un tiempo después, Terra Magazine pasó de ser semanal a diaria, y en su primera edición se habló de algo revelador. Habla sobre Kotarou y su relación con Martel, además de su relación con los discípulos. Habla sobre como Kotarou estuvo involucrado con el grupo de humanos que provocó la destrucción del mundo y en el tercer día publican una entrevista a uno de los empleados de Martel hablando sobre Kotarou.

Akane se entera de que están hablando de que Kotarou es uno de los responsables de la destrucción del mundo y le pide explicaciones. Kotarou le dice que él ha sido una figura pública por mucho tiempo y que tarde o temprano iban a terminar enterándose, pero a Akane le parece que extraño, ya que su nombre no se menciona por ningún lado y que cualquier persona que investigue podría llegar a ella, así que Akane llega a la conclusión de que Kotarou fue el que confesó y todo eso fue planeado por él. Kotarou le revela que él planeado echarse la culpa, ya que, al haber sido un héroe para las personas, esto podría suprimir el peor castigo que sería la pena de muerte. Además, él quiere que Akane retome su papel como santa, ya que en el antiguo mundo mantuvo a muchas personas esperanzadas y lo mismo podría hacer en ese mundo al confesar su pecado, así mantiene a las personas estables, sin negatividad y evitaría que se crearan más superhumanos e invocadores. Kotarou le pide que viva y Akane rompe en llanto.

Al pasar los días, muchas personas comenzaron a lanzar piedras a la casa de Kotarou y escribir cartas maldiciéndolos, pero había otros que lo apoyaban. Luego, el día del juicio a ambos llegó y la sentencia fue dada: ambos son exiliados de la ciudad y deben irse lo más lejos posible.

La profesora y otros empleados comenzaron a prepararle cosas a Kotarou y Akane para su exilio, entregándoles comida suficiente por un largo tiempo e instrucciones de como cultivar, como saber que plantas son comestibles y para medicinas y como dar a luz. Una mujer a la que Kotarou salvó de Takasago le trajo ropa para él y Akane hecha por ella y otras personas que están agradecidos con él. Yoshino y otros exdelincuentes también llegan para despedirse de Kotarou. Yoshino le dice a Kotarou que hay una chica más que quiere verlo y ella aparece detrás de todas las personas. La chica es Shimako y ella los abraza inmediatamente. Akane la felicita por haber vuelto, pero ellas se deben despedir, ya que ella es inocente y no tuvo nada que ver con la salvación, así que le pide que debe quedarse en Kazamatsuri y velar por esa ciudad. Shimako se niega y, por primera vez, ella habla diciendo que ella es quien provocó la destrucción del mundo.
FGAK11a

Akane y Kotarou en busca de su nuevo hogar.

Akane les dice que probablemente el proceso de la transcripción ha empezado y Shimako está heredando sus recuerdos. Akane le dice a Shimako que esos recuerdos no son de ella y que, a pasar el tiempo, comenzará a saber y recordar todo lo que ella hace, incluyendo dolor y triste, pero ella debe ser fuerte y nunca perder las ganas de vivir, que no le debe temer a ser la santa y le pide que por favor no sea como ella. Kotarou le pide a su profesora que se haga cargo de Shimako y, luego de muchas despedidas, ambos parten su viaje a un mundo sin sociedad en busca de nueva esperanza.
FIN RUTA DE AKANE.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.